martes, 24 de mayo de 2011

UN "VIAJE" POR LAS SALVIAS

     Últimamente ando un poco despistado, se me olvidan el significado de las palabras o el funcionamiento de las cosas. No recuerdo haber visto nunca ninguno de estos artilugios que me encuentro por todas partes. Objetos con nombres desconocidos para mí como “teléfono móvil”, “PC” o “ipad”. Me admiro al ver artefactos aparentemente muy comunes como el que llaman “televisor”. ¡Todo es nuevo, todo es extraño!. Mis amigos, a los que a duras penas reconozco, están muy preocupados por mis continuas ausencias. Me preguntan si he tenido algún accidente o algún percance de forma reciente, pero yo no lo recuerdo. Así que me han traído hasta aquí, a la consulta del psicólogo. El doctor dice que tengo amnesia o algo así y que me va a practicar una “sesión de regresión” mediante “hipnosis”. Esta sesión me debe transportar a los recuerdos de mi pasado ayudándome a reparar mi maltrecha memoria.
     Me llevan a una habitación tranquila y me hacen tomar asiento sobre algo a lo que llaman “diván”.
     Me relajo..., miro fijamente ese extraño objeto que me muestra el doctor..., me pesan los párpados..., 
                     ... caigo en un profundo sueño.

     De la oscuridad profunda emerge el sonido de una música ancestral que me traslada al momento del origen de todo.
     Abro los ojos aunque no estoy seguro de haberlos cerrado alguna vez. Como despertando de un “sueño consciente”, miro a la gente que se reúne a mi alrededor, gente que conozco desde siempre, miembros todos ellos de mi pueblo, los mazatecos. ¡Ya recuerdo!. Ante mi, nuestra guía espiritual, la gran mara’akame, maestra de chamanes. Ahora se empieza a aclarar mi mente y comienzo a tener conciencia de donde me encuentro y por qué estoy aquí, objeto de esta “velada”, en medio de este ritual para curar el mal que me aqueja, lo que los mazatecos llamamos “la pérdida del alma”. En mi boca, aún los restos de las hojas bien masticadas de la “ska pastora”, la hierba de los dioses que en su jugo retiene el poder de viajar en el tiempo y ponernos en contacto con nuestros antepasados o con nuestras existencias venideras.
     Acercándose a mi, la mara’akame me interroga sobre mi experiencia, sobre mi viaje temporal, para así poder hacer su sabio diagnóstico. Le cuento mi visión de un futuro extraño, con gentes desarraigadas y dependientes, sometidas al dominio de sus raros artefactos, ¡poseídos por sus posesiones!. Entonces la sabia chamana se acerca a mi oído y me susurra reposadamente su dictamen. Me deja intranquilo, su diagnóstico es demasiado enigmático para mi bajo entendimiento.
     Los rituales nocturnos son largos y cansados y los efectos de la “ska pastora” aunque reveladores, pueden ser a veces muy demoledores, así que regreso a casa para descansar al lado de una mujer a la que quiero y unos hijos a los que adoro. Ahora estoy seguro de quién soy y cual es el mundo al que pertenezco:
Salvia divinorum. Conocida como ska pastora o hierba
de los dioses entre otros nombres, esta planta posee
propiedades alucinógenas por lo que fué usada en los
rituales de los chamanes, en México.
     Me llamo “Hasen”, hijo de “Nandá” y de “Naxi”, vivo en armonía con la naturaleza, desde hace ya más de tres décadas, en esta tranquila aldea mazateca, junto a mi pueblo indígena, los “ha shuta enima”, “la gente humilde que trabajamos el monte”.
     Reposando en mi lecho tras esta ajetreada noche ceremonial me llegan desde lo profundo aquellas enigmáticas palabras susurradas en mi oído por la respetable chamana, palabras que ahora se presentan con voz masculina, una voz que creo reconocer y cuyo tono es familiarmente perturbador:
Un........,
          dos.......,
                   tres........,
...¡despierta!

LAS SALVIAS
El género Salvia es un grupo de plantas perteneciente a la familia de las Lamiáceas. Existen unas 900 especies de salvias muy diferentes entre si, con floraciones de distintos colores y que podemos encontrar prácticamente en todos los continentes del planeta. Los distintos ejemplares pueden variar de tamaño (entre 30-200 cm), pueden ser plantas herbáceas o leñosas, con flores rojas, moradas, blancas, anaranjadas o purpúreas entre otros colores, pero la característica que verdaderamente les identifica y les engloba es la presencia de un labelo superior en sus flores bilabiadas muy marcado y curvado hacia abajo. La mayoría de las especies son plantas aromáticas con distintas propiedades curativas (hay que mencionar que el término Salvia proviene del latín “salvare” que significa “poner a salvo” o “curar”), pero sus usos principales no siempre son los curativos sino que hay especies más valoradas por su interés ornamental, gastronómico o incluso por sus propiedades psicodélicas o psicotrópicas. A continuación vamos a ver los ejemplos más destacados teniendo en cuenta estas valoraciones.
  
Flor de Salvia officinalis.
Salvia officinalis
Salvia, salvia blanca, salvia con hojas de espliego, celima, hierba del mudo.
Familia: Lamiaceae.
Etimología: Del latín “salvare” que significa “curar”. La palabra “officinalis” indica su carácter medicinal.
Lugar de origen: Originaria de los países mediterráneos desde España y Marruecos hasta Grecia extendiéndose más al norte hasta Alemania.



La más representativa del grupo de las salvias con interés medicinal y gastronómico es la Salvia officinalis. Esta especie es una planta aromática herbácea de hasta 70 cm. de altura. De condición perenne y porte erecto, posee unas hojas pecioladas, oblongas, pubescentes y de forma oval o ligeramente lanceoladas. Las flores son de tonalidades violáceas reunidas en racimos erectos con una corola que puede alcanzar 3 cm. Son flores bilabiadas cuyo labio superior es casi recto y con el cáliz más pequeño que la corola y con tonalidades púrpuras.

Es una planta altamente representada en estado silvestre por toda la geografía de España. Usada tradicionalmente por sus diversos atributos medicinales con propiedades astringentes, antisudoríficas, estimulantes, antiespasmódicas y antisépticas. Por ello es cultivada como planta medicinal.
En la cocina occidental es usada como condimento para carnes grasas (especialmente las marinadas), quesos y algunas bebidas. También es habitual tomarla en infusión. 

Flor de Salvia candelabrum.
Salvia candelabrum
Salvia, salvia candelabro, selima, matagallo macho.
Familia: Lamiaceae.
Etimilogía:“Candelabrum” significa “candelabro”, por la forma que tienen sus flores.
Lugar de origen: Es endémica del SE de las montañas de España (Sierra Nevada, Gádor).  

Representando a las salvias leñosas, otra especie silvestre peninsular. La Salvia candelabrum es una de las especies de mayor tamaño pudiendo alcanzar los 2 m. de altura. De porte subarbustivo y tronco recto y leñoso. Sus hojas son oblongo-elípticas, rugosas, normalmente simples, aunque en ocasiones puede presentar dos pequeños foliolos en la base. Las inflorescencias crecen al término de las ramas dispuestas en forma de candelabro. Son flores similares a las de la S. officinalis pero con una corola algo más grande de 30-40 mm. con el labio inferior violeta y el resto de la corola azul muy claro. Florece entre mayo y junio. 

Flor de Salvia splendens.
Salvia splendens
Salvia roja, salvia tropical, banderilla, liberal.
Familia: Lamiaceae.
Etimología: Del latín “splendens” que significa “espléndido”.
Lugar de origen: Brasil.  

La Salvia splendens es uno de los ejemplos más representativos y extendidos de las especies de salvias ornamentales. Al ser una planta muy utilizada en jardinería, al igual que rosas, tulipanes o camelias se han originado en torno a ella una enorme cantidad de variedades, con flores de muy diversos colores. Es una planta herbácea perenne, anual o bienal de 50-120 cm. de altura según variedades puesto que existen variedades altas y enanas. Las hojas acorazonadas son verdes, opuestas y aserradas de hasta 10 cm de largo. Las flores crecen en espigas terminales, son tubulares y labiadas de color rojo intenso aunque se han desarrollado cultivares de color blanco, violáceo, azulado o purpúreo oscuro, entre otros. Pueden florecer desde finales de la primavera a principios del otoño.
Mezcla de las distintas variedades de S. splendens
con multitud de colores.
"Amore White Surprise". Variedad bicolor de Salvia splendens.

Flor de Salvia divinorum.
Salvia divinorum
Ska pastora, ska María, salvia de los adivinos, hierba María, hierba de los dioses, hierba de la virgen.
Familia: Lamiaceae.
Etimología: Del latín “divinorum” = “de los adivinos”.
Lugar de origen: México, fundamentalmente en la zona de Oaxaca.



La Salvia divinorum es una planta semitropical perenne, que puede crecer año tras año, pero siempre que no sea expuesta a temperaturas bajo cero. De hojas verdes, grandes, acorazonadas y claramente dentadas, con un tallo verde, grueso, carnoso y cuadrado que le distingue de otras especies. Las flores son similares a otras salvias, al principio son blancas volviéndose después azuladas. Puede crecer considerablemente si las condiciones son favorables. Cuando crece lo suficiente, las ramas se doblarán o quebrarán y pueden producir raíces si entran en contacto con tierra húmeda.


Hojas de Ska pastora (Salvia divinorum).
Esta enigmática planta de propiedades psicotrópicas era prácticamente una desconocida para el mundo occidental hasta que en 1939 el antropólogo americano Jean Basset Johnson mencionara la existencia de una infusión hecha con esta hierba de características visionarias en un pueblo perdido de México en la región de Oaxaca, que era utilizada para la adivinación por los chamanes. Sin embargo ya era conocida e incluso cultivada por los pueblos mazatecos que habitaban estas regiones desde cientos de años antes y consumida en diferentes rituales religiosos y sanatorios generalmente masticando sus hojas. Al parecer sus efectos pueden ir desde la euforia, visiones, experiencias místicas, sensación de la pérdida del propio cuerpo, viajes al pasado o a otras dimensiones, distorsión de tiempo y espacio, etc. La influencia de la iglesia católica sobre estos pueblos se encargó de contribuir a las diferentes denominaciones que los indígenas dieron a esta planta (ska pastora, ska María, hierba de la Virgen, hierba María...).

Refranes:
“Si coges salvia en el campo no quedarás ni cojo ni manco”.
"¿Tiene salvia en el huerto y el niño muerto?"
Quien quiera vivir muchos años ha de tomar salvia en el mes de mayo


Curiosidades:

Una antigua leyenda cristiana cuenta por qué a la salvia le fueron atribuidas estas cualidades terapéuticas: el jergón donde durmió el niño Jesús en alguna de las paradas de la Sagrada familia durante su fuga a Egipto estaba hecho con flores de salvia. La salvia en el lenguaje de las flores significa “estimación”. Entre los anglosajones se le atribuía a la salvia el poder de volverse inmortal. La escuela de medicina de Salerno le atribuía a la salvia propiedades prodigiosas. Una leyenda medieval decía que el que cultivara salvia en su jardín no tenía ninguna razón para morir.

Galería de imágenes:
A continuación veremos pasar imágenes de otras especies de salvias: Salvia carducea (originaria de California), S. farinacea (México y Texas), S. greggii (procedente de Texas), S. involucrata (originaria de México), S. leucantha (México), S. leucophylla (California), S. moocroftiana (Pakistán, Afganistán), S. nemorosa (centro y este de Europa), S. praeclara (Bolivia), S. verbenaca (países mediterráneos e islas británicas) y para finalizar un híbrido muy popular creado en Alemania la Salvia x sylvestris “Mainacht” (“May Night”).





2 comentarios: